martes, 15 de mayo de 2012



EL PROFETA

 La belleza

Y un poeta dijo: Háblanos de la belleza.
Y respondió:
¿Dónde han de buscar la belleza?
¿Y cómo han de hallarla a menos que ella misma sea su camino y su guía?
¿Y cómo hablarán de ella a menos que ella sea quien hilvane sus palabras?

Los afligidos y los agraviados dicen
“La belleza es bondadosa y dulce;
como una joven madre, algo avergonzada de su propia gloria,
camina entre nosotros”.
Y los apasionados dicen
“Nada de eso, la belleza es cosa de poder y temor;
como la tempestad sacude la tierra bajo nosotros
y el cielo encima”.

Los cansados y abrumados dicen
“La belleza es de suaves susurros.
Habla en nuestro espíritu.
Su voz se rinde a nuestros silencios
como una débil luz que tiembla tímida ante la oscuridad”.
Pero los inquietos dicen
“La hemos oído gritar por las montañas, y con sus gritos
llegaba el sonido de cascos y el batir de alas
y el rugido de leones”.

De noche, los vigilantes de la ciudad dicen
“La belleza se levantará con la alborada por el este”.
Y al mediodía, los obreros y los caminantes dicen
“La hemos visto asomarse sobre la tierra
desde las ventanas del ocaso”.

En invierno dicen los inmovilizados por la nieve
“Vendrá con la primavera, saltando por las colinas”.
Y en el calor del verano, los cosechadores dicen
“La hemos visto bailar con las hojas del otoño,
y vimos copos de nieve en sus cabellos”.
Todas estas cosas han dicho de la belleza.
No obstante, en verdad no hablaban de ella sino de necesidades insatisfechas,
Y la belleza no es una necesidad sino un éxtasis.
No es una boca sedienta ni una mano vacía extendida,
Sino más bien un corazón inflamado y un alma encantada.
No es la imagen que vean ni la canción que escuchen,
Sino una imagen que ven aunque cierren los ojos
y una canción que escuchan aunque cubran sus oídos.
No es la savia dentro de la rugosa corteza ni un ala pegada a una garra,
Sino un jardín siempre florecido
y una bandada de ángeles siempre en vuelo.

Gente de Orfalesia, la belleza es la vida
cuando la vida descubre su rostro sagrado.
Pero ustedes son la vida y son el velo.
La belleza es la eternidad que se mira a un espejo.
Pero ustedes son la eternidad y son el espejo.

 ***

Khalil Gibrán 
 LÍBANO

No hay comentarios:

Publicar un comentario